Reto #30Simpsons día 1 – Capítulo Favorito

Responder a la pregunta de cuál es mi capítulo favorito de Los Simpsons no es nada fácil, ya que entre la primera temporada y la treceava hay cientos de episodios que son más que memorables.  Pero si tengo que elegir, sin dudarlo es Marge Vs El Monoriel.¿Por qué este episodio? Creo que no hay ningún otro que tenga tantos ‘gags’ como este, es un chiste, tras otro, tras otro, tras otro.  Empezando por la historia inicial, del señor Burns y Smithers con el juego de “escondan la porquería”, los árboles con tentáculos y la ardilla con rayos láser en los ojos.

Luego, la escena del juicio, con Burns recordándonos al Dr. Hannibal Lecter, el pago de los 3 millones de dólares con dinero de su billetera y la compra de la estatua de la justicia que había en el juzgado.

Luego de esto, vemos el pequeño musical en el que Lyle Mandino convence a la ciudad de no gastar su dinero arreglando la avenida principal (destruída por Homero y sus cadenas para la nieve, llevando un piano en el techo).  Al final, todos deciden construir el Monoriel y Homero no es capaz de terminar bien con la canción…. Mono….. Doh!

Ver a Homero convertirse en el conductor del Monoriel entre los demás que quieren serlo (incluído Otto), solo por cuestión del azar y verlo con su uniforme que evoca a los soldados imperiales que conducen la estrella de la muerte en Star Wars:
Y el momento más épico de todo el capítulo, cuando Homero le está enseñando la cabina a su familia, y entre las miles de cosas interesantes que pueden haber habla sobre la bandeja para sus bebidas o tal vez, panquecitos…. y luego esto, véanlo:

Al ver el DVD con los comentarios del director (si, yo soy de los que hago esas cosas), el mismo Matt Groening expresa que este es su chiste favorito de Homero en toda la historia, aunque la versión en inglés dice “the big one i named Bitey” o ‘mordisquito’ en español.  Seguramente el consejo de traducción de la época, en la que aún estaba Humberto Vélez, fue el que lo hizo más gracioso en español latino.

Otra de las cosas que más me gustan es el interior del Monoriel decorado con cuadros de obras de ingeniería de la humanidad que nunca culminaron su primer viaje, el Titanic y el Zeppelin Hindemburg, famosos por sus sonoros fracasos como medios de transporte.

Y bueno, finalmente, el invitado especial a este capítulo, nada más y nada menos que Leonard Nimoy, quien va en el viaje inaugural del monoriel y aburre hasta la muerte a un pasajero con sus historias sobre las puertas del Enterprise.

Lo mejor es el remate del alcalde diamante con “y qué la fuerza lo acompañe”.  Esto y el intento de suicidio de Krusty evitado por el mismo Nimoy junto con la frase “no, le mundo necesita reír” es demasiado gracioso.

A eso hay que sumarle varios gags: Homero: ¿vamos a morir hijo? Bart: Si, pero al menos vamos a llevarnos a muchos inocentes. La separación de los siameses la discusión de Gorgori y Diamante por quien puede acostarse con unas señoritas cada domingo y otro de los mejores momentos de Los Simpsons en la historia:


¡Batman es un científico! Y si, Homero tiene toda la razón.

Seguramente me faltan por reseñar cientos y cientos de momentos de este episodio, pero si lo hago uno por uno, este post sería eterno.

Si no pueden esperar para verlo, pueden hacerlo online aquí: TV Simpsons
O Aquí: Simpsonizados

Otros capítulos que casi clasifican:
– Homero va a la universidad
Don Barredora (mi segundo capítulo favorito)
– La Tierra de Tomy y Daly
– Campamento Krusty

¡Gracias por leer y que la fuerza los acompañe! (?)

 

One thought on “Reto #30Simpsons día 1 – Capítulo Favorito

  1. Además en este capítulo aprendimos sobre la geografía elusiva del estado donde queda Springfield, mencionando a otras ciudades como Ogdenville, North Haverbrook y Kokula (supongo que así se escribe). Excelente elección.

Leave a Reply